INICIO > BLOG

BCP

¿Qué es un plan de continuidad de negocio?

Un plan de continuidad de negocio (BCP) es un documento que describe el funcionamiento del negocio y todos los aspectos que pueden verse afectados tras un problema de ciberseguridad en ella. En él se detallan medidas preventivas y medidas de recuperación ante emergencias que puedan afectar a la empresa.

El objetivo del BCP es garantizar que las operaciones de la empresa continúen a pesar del incidente, recuperando los procesos críticos e intentando que el impacto para el negocio sea el menor posible. Debe ser una herramienta, tanto de análisis como de toma de decisiones, no se trata únicamente de una respuesta a una contingencia.

Las fases del BCP son:

  • Entender bien nuestro mercado, estrategia y procesos para conocer el entorno e identificar los procesos críticos.
  • Valorar y decidir el nivel de riesgo que asumiremos.
  • Crear e implantar el plan de continuidad del negocio: continuidad, recuperación, comunicación, formación…
  • Probar y mejorar el plan adaptándolo al entorno.

Beneficios del BCP en la empresa

  • Minimizar el tiempo de inactividad.
  • Lograr mejoras sostenibles en la continuidad del negocio.
  • Minimización de pérdidas para el negocio en caso de desastre o contingencia.
  • Recuperar las capacidades de gestión de crisis corporativas y la conformidad normativa.
  • Prevenir futuros riesgos.
  • Ventaja competitiva frente a la competencia por una mayor resiliencia en momentos de crisis.
  • Cumplir con la normativa, ya que para algunos sectores como el gubernamental, financiero y sanitario es obligatorio contar con un BCP.

Además, un Plan de Continuidad de negocio debe mejorarse continuamente, siendo el personal el que debe mantenerlo actualizado a través de actividades regulares de concienciación y evaluación educativa. Además, una auditoría interna o externa del plan de continuidad del negocio evalúa la efectividad del BCP y destaca las áreas de mejora.

¿Qué incluye la continuidad del negocio?

  • Estrategias y tareas que se llevaran a cabo.
  • Responsabilidades de los empleados.
  • Procesos críticos de TI y de negocio.
  • Deberá abordar los sistemas, las redes y las tecnologías esenciales para realizar copias de seguridad de los datos y aplicaciones, y para permitir las operaciones y la productividad de forma ininterrumpida.
  • Debe tener en cuenta cómo las situaciones de emergencia pueden afectar a tus proveedores y proveedores de terceros, y cómo su disrupción podría afectarte a ti.

Un plan de continuidad de negocio debe tener las siguientes características:

  • Prioriza los riesgos de acuerdo con el impacto potencial y la probabilidad de que ocurran para garantizar que tu plan cubra las áreas correctas.
  • Considera la posibilidad de crear planes alternativos en caso de que tus planes principales fallen.
  • Sé realista al crear tus planes y asegúrate de tener en cuenta las competencias de tu organización y de tus empleados, así como las necesidades y los canales de comunicación para llegar a tus clientes.
  • Trata de tener tus planes lo más claros y precisos posible para que los responsables puedan actuar rápidamente con los recursos que tienen disponibles.
  • Deben dejar espacio para la adaptabilidad y poder modificarlo en función de las situaciones de emergencia que se presenten.
  • Incluye una monitorización constante en tu plan para que puedas cambiar el enfoque en cualquier momento.

¿Qué organizaciones necesitan planes de continuidad de negocio?

Cualquier empresa u organización, independientemente de su tamaño o del sector al que pertenezca, debe tener un buen plan de continuidad de negocio, para su propia supervivencia, que evalúe adecuadamente los riesgos que la hacen vulnerable a interrupciones en sus procesos o servicios, así como una estrategia clara y proactiva para una rápida recuperación.

Cuanto antes sea capaz una organización de proveer la mayoría de sus servicios y/o productos esenciales a sus clientes, menores serán las posibilidades de que los ingresos o la reputación se vean perjudicados, entre otras cosas.

Si necesitas más información o quieres implantarlo en tu empresa, ponte en contacto con nosotros a través de [email protected] o llamando al 900 52 52 45.